Érase una vez un buen profesor pero tuve que matarlo

Yohann Camilo Solórzano Céspedes

Resumen


Al despertar en una mañana de verano,
Adalia, una hermosa niña, decidió
escapar del encierro de su casa para
penetrar en una cueva prehistórica sobre la
que muchas leyendas deambulaban en forma 

de verdaderos fantasmas. Dicho lugar conservaba
el desagradable olor de la humedad y
una oscuridad milenaria casi perpetua, todo
era un misterio insondable.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.