Exilios y Quijotes en El callejón de Cervantes

Jorge Ladino Gaitán Bayona

Resumen


En Cartas a un joven novelista, Mario
Vargas Llosa señala que el alimento de la
ficción es la propia existencia del escritor,
criatura similar al Catoblepas, “ese mítico
animal que se le aparece a San Antonio en la
novela de Flaubert (La tentación de San Antonio).
El catoblepas es una imposible criatura
que se devora a sí misma, empezando por sus
pies” (1998, p. 23). La “devoración de sí mismo”
tiene amplias posibilidades, desde las vivencias
hasta las lecturas que dejan huellas y
obligan a la escritura:


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.