“DESDICHADO QUASIMODO”. VICTOR HUGO Y LA IMAGEN DEFORMADA

Autores/as

  • Carlos Julio Ayram Chede universidad del tolima

Resumen

Inicialmente, la estirpe de los monstruos que tan incrustado parece haber quedadoen la literatura deviene de un linaje cuyos en nuestro inconsciente colectivo, seancestros descansan en las profundidades desparrama en una alusión de viejasde la mitología y el folclor de los pueblos. creencias y leyendas tradicionales sobreLa imagen del monstruo es una imagen seres errantes y malditos condenados aindefectiblemente trasgresora; representa pagar su delito” (Calleja, 2005, p. 32), eluna nueva carne, un propio ethos, y una delito de ser sólo unos disidentes.amenaza social, tanto así, que la figuradeformada es humanizada, lo cual Es por eso, que el Romanticismo comosignifica, que ésta desplaza la verdadera movimiento artístico que trasgrede lah uma n i d a d e n l o s t é rmi n o s normatividad del arte clásico resucita aconvencionales.

Publicado

2019-01-15

Número

Sección

Artículos