La máscara, la poesía Sobre la crisis del arte y del sujeto creador

Alvaro Marín

Resumen


Ya que no hay ni alma ni espíritu
desempolvemos la máscara,
parece ser este el enunciado que
orienta la disposición social de este tiempo.
Pero estamos equivocados, la máscara rechaza
cualquier sustituto, no le va bien la rígida pose
del maniquí. Para tener máscara primero hay
que tener rostro, y aunque la máscara ha sido
raptada y ya no acude a nuestro apoyo su fuerza
expresiva ni su vigor mágico, también es cierto
que ya había perdido buena parte de su valor
simbólico.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.